La Inclusión

La inclusión consiste en tratar a los demás de la misma forma en la que nos gustaría que nos tratasen a nosotros y en saber ver que, aunque parezcamos distintos, todos somos iguales. Es algo que se debe trabajar en la escuela y también en casa. La inclusión consiste en tratar a los demás de la misma forma en la que nos gustaría que nos tratasen a nosotros y en saber ver que, aunque parezcamos distintos, todos somos iguales. Es algo que se debe trabajar en la escuela y también en casa.

Tenemos que saber diferenciar la inclusión de la integración. Esta última, es cuando incorporamos a alguien a la sociedad o a un grupo determinado, adaptándolo a nuestro diario vivir, sin tener en cuenta sus necesidades. Sin embargo, cuando incluimos, adecuamos el ambiente a las necesidades del otro, de esta manera generamos una igualdad de condiciones tanto para nosotros como para los que posean diferentes necesidades.

Dentro de los ejemplos de inclusión podemos señalar en programa PIE, que es una gran ayuda en los colegios a aquellos alumnos que tienen dificultades del aprendizaje o lenguaje.

 

PIE: es una estrategia inclusiva del sistema educacional, que tiene el propósito de contribuir al mejoramiento continuo de la calidad de la educación, favoreciendo los aprendizajes en la sala de clases y la participación de todos y cada uno de los estudiantes, especialmente de aquellos que presentan Necesidades Educativas Especiales (NEE).

El conocer diferentes métodos de comunicación, como Lengua de señas, Braille, o incluso el uso de pictogramas tambien es un ejemplo de inclusion para quienes no pueden relacionarse o comunicarse como nosotros, como lo son quienes tienen dificultades visuales, auditivas o cognitivas.

¿Qué es tea?

El TEA (Trastorno de espectro autista), es un trastorno del desarrollo que afecta las habilidades del cerebro que se encargan de desarrollar las habilidades sociales y de comunicación. Esta condición neurológica comienza en la niñez y dura toda la vida.

No existen causas comprobadas, sin embargo algunos estudios indican que los siguientes factores pueden llevar a que se presente el TEA:

  • Genéticos.
  • Neurológicos.
  • Medioambientales.

Lo podemos diagnosticas desde los 3 años, mediante una evaluación del desarrollo y una evaluación diagnostica integral, estas solo la pueden hacer profesionales de la salud como lo son:

  • Neurólogo.
  • Psiquiatra o Psicólogo infantil.
  • Pediatra.

La Evaluación del desarrollo se hace a los 9, 18 y 30 meses, y en caso de sospecha de autismo se hace a los 18 y 24 meses, esta consiste en preguntas a los padres y también que el medico hable o juegue con el niño para observar cómo habla, como se comporta o se mueve y como aprende. Si acá observan cualquier tipo de problema, pasamos a la siguiente evaluación.

La Evaluación diagnostica integral, es el segundo paso para el diagnóstico de TEA, acá se hace una entrevista a los padres (también se llama anamnesis) y se evalúa más detalladamente el desarrollo y comportamiento del niño o niña. También se pueden incluir evaluación de audición, vista y neurológicas.

¿Cómo reaccionar a un diagnóstico de tea en mi familia?
Lo primero que debemos saber ante un diagnóstico de TEA es que todos los niños son diferentes, van a necesitar diferentes ayudas y tratos; se comenzara un tratamiento cuando antes que pueden incluir terapias de conducta, del habla, psicólogos, medicamentos, adecuaciones curriculares en el proceso escolar y por supuesto todo el apoyo y cariño de la familia. Este tratamiento es para el mejoramiento de sus habilidades cognitivas, físicas y sociales, no significa que se “curaran” del autismo, sino que ayudaran a facilitar su vida cotidiana.

 

En casa, algunos pasos que podemos seguir para ayudar al niño con TEA son:

  • Aprender las necesidades del niño o niña: Tales como, tics, crisis, gustos y otros diagnósticos además del especto.
  • Abordar las necesidades emocionales: Las personas con TEA no perciben las emociones y sentimientos como nosotros, por esto debemos conocer su percepción y adaptarnos a esta.
  • Informarse sobre médicos, terapias y servicios educativos: Fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales, educadores especiales o diferenciales te ayudaran mucho en el tratamiento así como también escuelas o fundaciones especializadas en el aprendizaje de alumnos con TEA.
  • Integrarse a grupos sociales con otras familias con el mismo diagnóstico: A veces para los padres puede ser difícil el diagnostico, por esto es recomendable conocer a otras familias para que compartan experiencias, resuelvan dudas y se ayuden, además para el niño o niña con autismo también será bueno relacionarse con otros niños como él o ella.
  • Buscar toda la ayuda que crean necesaria: Siempre es bueno que busques toda la ayuda e información que creas necesaria para mejorar tu diario vivir. Recuerda que nunca dejamos de aprender.

Acá abajo encontraras algunas fundaciones, escuelas, centros o grupos especializadas en TEA: Centro Intempore, Fundación San Nectario, ASPERgirls, Fundación AMasperger, Escuela Hans Asperger

¿Qué es y cuáles son las causas de un Accidente Cerebrovascular?

Se le llama Accidente Cerebrovascular a lo que sucede cuando el flujo de sangre en alguna parte del cerebro se detiene o se disminuye, esto hace que el tejido cerebral no reciba ni oxigeno ni nutrientes provocando que las células cerebrales mueran y esto causa un daño permanente.

Las causas principales del ACV son:

Accidente Cerebrovascular Isquémico: Es el ACV más común, ocurre porque los vasos sanguíneos se bloquean o se reducen por la acumulación de grasa o coágulos sanguíneos. Cuando la arteria está muy estrecha se le llama ACV trombótico; y cuando un coagulo de sangre se desprende del cerebro o de otra parte del cuerpo y se traslada al cerebro se llama ACV embolico o embolia cerebral.

Accidente cerebrovascular Hemorrágico: Este ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe, provocando que la sangre vaya al cerebro. Algunos factores relacionados a este ACV son:

  • Presión arterial alta no controlada
  • Sobretratamiento con anticoagulantes
  • Protuberancias en puntos débiles de las paredes de los vasos sanguíneos (aneurismas)
  • Traumatismo (como un accidente automovilístico)
  • Depósitos de proteínas en las paredes de los vasos sanguíneos que provocan una debilidad en la pared del vaso (angiopatía amiloide cerebral)
  • Accidente cerebrovascular isquémico que causa hemorragia

Un accidente cerebrovascular isquémico puede presentar sangrado y convertirse en un accidente cerebrovascular hemorrágico.

 

Los síntomas de un ACV no siempre son iguales, depende de la parte del cerebro que se encuentre dañada y de la persona, en la mayoría de los casos, los síntomas se presentan sin aviso, sin embargo, en otros casos la persona puede no darse cuenta de lo que está ocurriendo.  A continuación, algunas alertas en casos de ACV:

  • Dificultad para hablar y entender lo que otros están diciendo.Se puede experimentar confusión, dificultar para articular las palabras o para entender lo que se dice.
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, el brazo o la pierna.Puedes desarrollar entumecimiento súbito, debilidad o parálisis en la cara, el brazo o la pierna. Esto a menudo afecta solo un lado del cuerpo. Trata de levantar ambos brazos sobre la cabeza al mismo tiempo. Si un brazo comienza a caer, es posible que estés sufriendo un accidente cerebrovascular. Además, un lado de su boca puede caerse cuando trates de sonreír.
  • Problemas para ver en uno o ambos ojos.Repentinamente, puedes tener visión borrosa o ennegrecida en uno o ambos ojos, o puedes ver doble.
  • Dolor de cabeza.Un dolor de cabeza súbito y grave, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o alteración del conocimiento, puede indicar que estás teniendo un accidente cerebrovascular.
  • Problemas para caminar.Puedes tropezar o perder el equilibrio. También puedes tener mareos repentinos o pérdida de coordinación

Ante cualquier síntoma, lo principal es acudir a un médico.

¿En qué consiste el déficit atencional?

El trastorno de déficit atencional o también conocido por sus siglas TDA, es un trastorno neuroconductual que frecuentemente afecta en la infancia, comienza aproximadamente entre los 3 y 6 años (según un estudio del NIMH). Consiste en la dificultad de focalizar y mantener la atención en alguna acción por un tiempo extenso, los niños que poseen esta condición tienden a distraerse con estímulos mínimos provocando que cometan errores en las actividades que intentan realizar. Además, tienen problemas para la organización, y el encontrar cosas, lo que comúnmente, los padres traducen como desorden o desobediencia. Hasta el día de hoy no existen unas causas específicas del porque se produce ya que es una serie de condiciones genéticas y ambientales lo que lo provoca. Es más frecuente que algún familiar haya padecido TDA, e igualmente puede afectar a niños prematuros o a los que presenten asfixia perinatal.

El TDA es una Necesidad Educativa transitoria, lo que significa que impacta en un periodo determinado de la escolarización, por lo que un niño con déficit atencional necesitara más recursos y ayuda a la hora de estudiar que un niño sin esto.

Tipos de déficit atencional

Hay tres diferentes tipos de TDA diagnosticado en los niños, que van desde la inatención hasta la hiperactividad, el diagnostico dado dependerá de los síntomas que presente el niño que puede ser la falta de concentración, no poder estar quietos, no controlar la impulsividad entre otros. Los tipos de TDA son con hiperactividad, inatento y combinado. Que el niño o niña sea diagnosticado con uno de estos no significa que con el tiempo el diagnostico no vaya a cambiar ya que con el paso del tiempo los síntomas pueden ir cambiando y así mismo el tipo de TDA.

TDA INATENTO: Predomina la falta de atención, tiene mayor impacto en lo que son los estudios ya que les cuesta comprender lo que están estudiando, es más frecuente en las mujeres. Se enfocan más en los estímulos irrelevantes que en los relevantes, suelen ser más olvidadizos y no pueden retener ni entender la información dada.

TDA CON HIPERACTIVIDAD: Suelen ser más hiperactivos e impulsivos, lo que les genera problemas en las casas y además no funcionan bien en el colegio. No logran concentrarse en tareas, estar quietos, o acatar ordenes simples.

TDA COMBINADO: Es el más común de los tres, provoca un impacto tanto en la vida diaria como en los estudios, dado que tiene los síntomas de las dos clasificaciones anteriores. Seis de cada diez diagnósticos corresponden a este.

 

¿Qué hago ante un diagnóstico de TDA?

Para poder tratar el trastorno de déficit atencional, independiente de la clasificación, existen tres tratamientos los cuales ayudan a un mejoramiento de esta condición además de un apoyo a los padres. Los tratamientos son:

MEDICAMENTOS: Es una de las primeras opciones al tratar el TDA, dado que se les suministra psicoestimulantes a los niños para mejorar la concentración y controlar la impulsividad (en el caso de TDAH). Estos estimulan los neurotransmisores que regulan la atención y el control de impulsos.

TERAPIA CONDUCTUAL: En ocasiones es combinada con medicamentos, consiste en una interacción con los padres y formación de formación para que ellos les enseñen a elaborar buenos comportamientos, controlar impulsos y mejorar la falta de atención. Cuando el niño llega cierta edad, pasa a la terapia cognitivo-conductual.

TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL: Ayuda a los niños a comprender sus pensamientos, brindar estrategias para sobrellevar diferentes situaciones, y entender los sentimientos que los influencian a reaccionar de manera agresiva.

¿Qué es el Síndrome de Down y cuáles son sus tipos?

Síndrome de Down, o trisomía 21 es una alteración genética producida por un cromosoma extra en el par 21, (poseemos 43 cromosomas divididos en 23 pares). Esta puede afectar el desarrollo del cerebro y organismo, provocando discapacidad intelectual así como también enfermedades cardiacas o trastornos digestivos. La causa de esta alteración cromosómica no es clara, se sabe que se produce en el proceso de gestación. Dentro del síndrome de Down, existen diferentes tipos, los cuales son:

Trisomía 21: es el más común, es resultado de un error genético.

Translocación cromosómica: es el tipo menos común de síndrome de Down, ocurre cuando un cromosoma 21 se rompe y se une a otro cromosoma por lo general el par 14, por lo que ahora la carga genética extra se presenta en el par cromosómico 21 y 14.

Mosaico: ocurre cuando el material genético no se separa correctamente, por lo que algunas células serán trisomicas y las demás normales, ya que una de las células hijas queda con 3 cromosomas en el par 21 y la otra solo 1.

Causas, factores de riesgo y características.

No existe una causa clara de porque se produce el síndrome de Down, sin embargo, hay ciertos factores de riesgo que aumentan la posibilidad, como por ejemplo la edad de la madre (después de los 35 años), que los padres sean portadores de la translocación genética o ya haber tenido un hijo con síndrome de Down antes.

 

Existen algunas características en común como lo son los rasgos físicos, patologías asociadas y la discapacidad intelectual, aunque el grado y complicación de estas dependen de cada persona. Algunas de estas patologías pueden ser:

  • Cardiopatías congénitas
  • Patologías gastrointestinales
  • Trastornos del sistema inmune
  • Apnea del sueño
  • Obesidad
  • Problemas en la columna vertebral
  • Leucemia infantil
  • Problemas de audición y visión
  • Problemas en el desarrollo del lenguaje

El síndrome de Down no es una enfermedad, por lo que no tiene un tratamiento, sin embargo una detección temprana nos permite mejorar su calidad de vida y nivel de autonomía.

Escuelas o fundaciones que trabajan con síndrome de Down:
Colegio aurora de chile, Fundación Rayun Down, Fundación complementa, Escuela especial Anadime, Escuela rayito de sol, Fundación credere.

¿En qué consiste la Microcefalia y Hidrocefalia?

La microcefalia es un trastorno neurológico poco común, provoca que la cabeza del bebe sea más pequeña de lo normal, es consecuencia de un desarrollo anormal en el embarazo o un mal desarrollo después del nacimiento. Se causa por una variedad de factores genéticos y ambientales, y no hay un tratamiento para esto, sin embargo se puede intervenir a través de terapias del lenguaje, conductuales y de apoyo para un mejor diario vivir.

Complicaciones y características

Algunos casos de microcefalia tienen desarrollo y habilidades normales, a excepción del tamaño de su cabeza, sin embargo, algunas complicaciones que se pueden presentar son:

  • Retraso en el desarrollo, habla y movimiento,
  • Dificultades con la coordinación y el equilibrio
  • Enanismo o baja estatura
  • Distorsiones faciales
  • Hiperactividad
  • Discapacidad intelectual
  • Convulsiones

Por otro lado, la hidrocefalia es la acumulación de líquido cefalorraquídeo dentro de las cavidades del cerebro, esto provoca un tamaño mayor en la cabeza y además presión en el cerebro, lo que causa daños en los tejidos cerebrales y deterioros en la funcionalidad cerebral. A diferencia de la anterior, la hidrocefalia puede presentarse en diferentes edades.

Complicaciones y características

  • Las complicaciones siempre dependerán de la edad en la que se diagnostique, algunas de estas pueden ser:
  • En el caso de los bebes, punto blando, hinchado o tenso en la parte superior de la cabeza.
  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Deficiencia de tono muscular
  • Crecimiento deficiente
  • Visión borrosa o doble.
  • Falta de equilibrio y coordinación
  • Incontinencia urinaria
  • Deterioro de memoria, concentración y habilidades cognitivas.

¿Qué es la discapacidad intelectual?

Se le llama discapacidad intelectual cuando el CI (coeficiente intelectual) esta por debajo del promedio, esta puede ser adquirida por genética o consecuencia de algún trastorno o síndrome. Provoca que las personas con DI tengan un funcionamiento mas bajo dependiendo del nivel que posean, limitando su capacidad en actividades de la vida diaria, por lo que necesitan ayuda en diferentes áreas.

La discapacidad intelectual puede ser diagnosticada por un neurólogo, neuropsiquiatra y psicólogo, en base a pruebas convencionales como pruebas de cognición, o coeficiente intelectual. De acuerdo con ese diagnóstico, se define en que nivel esta la persona.

Discapacidad intelectual leve: CI entre 50 y 70. Se tardan un poco en adquirir el lenguaje, y dificultades en el área escolar, sin embargo poseen las habilidades para alcanzar una independencia.

Discapacidad intelectual moderada: CI debajo de 70. Tienen mas problemas de comprensión, del habla, motores y sociales. En ciertos pasos, el lenguaje nunca se desarrolla completamente y necesitan ayuda en actividades mas elaboradas.

Discapacidad intelectual grave o severa: CI entre 20 y 35. Posee escaso o nulo desarrollo del lenguaje, se presentan dificultades motoras severas y daño en el sistema nervioso. No puede realizas actividades cotidianas sin ayuda y tienen muy poca independencia.

Discapacidad intelectual profunda: CI debajo de 20. Su capacidad para cuidar de necesidades básicas es casi nula, necesita una ayuda permanente y no logran la independencia, presentan problemas motores notorios, sin comunicación verbal y no controlan esfínter.

Factores de riesgo

  • Los factores de riesgo están relacionados con las causas. Las causas de la discapacidad intelectual pueden incluir:
  • Infecciones (presentes al nacer o que ocurren después del nacimiento)
  • Anomalías cromosómicas (como el síndrome de Down)
  • Ambientales
  • Metabólicas (por ejemplo, hiperbilirrubinemia o niveles muy altos de bilirrubina en los bebés)
  • Nutricionales (por ejemplo, desnutrición)
  • Tóxicas (exposición intrauterina al alcohol, la cocaína, las anfetaminas y otras drogas)
  • Traumatismos (antes y después del nacimiento)
  • Inexplicables (los médicos desconocen la razón de la discapacidad intelectual de una persona)